sábado, 28 de abril de 2012

Hoy se han reunido en Barcelona los veteranos de Ifni de Catalunya. Ha sido un encuentro emotivo, lleno de compañerismo y amistad. El señor de la foto sobrevivió a un accidente de avión cuando iba de Sidi Ifni a Canarias. De unas cuarenta personas, sobrevivieron tres. Evidentemente, él fue una de ellas. Se quemó casi todo el cuerpo y tiene las manos desfiguradas porque casi las pierdes al apoyarlas en el alfalto casi derretido por el fuego de la pista (el accidente ocurrió al tomar tierra). Cuenta que, dentro del avión en llamas, quiso saltar por una ventanilla, pero un teniente le apartó y le dijo que "los oficiales primero". Cuando el teniente salió al exterior, el ala explotó y destrozó al oficial. Sin saberlo, en un acto de egoísmo, le savó la vida a ese hombre sonriente que sostiene un ejemplar de mi novela y otro de Huracán sobre el Sáhara, de Pablo-Ignacio de Dalmases.